domingo, 19 de octubre de 2014

Crónicas niponas 34: Epílogo.

7 de agosto de 2013. Día 16. Tokyo – Roma – Madrid

EPÍLOGO:
DE VUELTA DEL OTRO LADO DEL MUNDO


Escribí las últimas líneas de este diario mientras volábamos hacia Roma, donde haríamos escala para llegar hasta Madrid.

Recuerdo que mientras miraba el mar de nubes desde la ventanilla, intentaba poner en palabras lo que había supuesto para mí aquel viaje. No lo conseguí, y aun hoy, cuando escribo esto, más de un año después de regresar, me cuesta poner por escrito tantas sensaciones como me dejaron aquellos días.

Muchas veces me han preguntado cuál ha sido mi viaje favorito, el que más me ha impresionado de todo los que he hecho. Es una cuestión muy difícil, pues a estas alturas ha habido muchos de los que guardo un recuerdo muy especial, por un motivo u otro. Pero de lo que estoy seguro es que en cualquier lista que haga, Japón siempre estará entre los primeros.

La cultura, la gente, las ciudades, los paisajes, la comida... cualquier motivo es bueno para visitar Japón y cualquiera es bueno para volver. Porque no tuvimos suficiente. Aún quedan más viajes por delante. Ésta fue la historia del último.


No hay comentarios:

Publicar un comentario