lunes, 29 de septiembre de 2014

Crónicas niponas 28: Tokyo. Shinjuku

4 de agosto de 2013. Día 13. Parte III. Tokyo (東京都). Harajuku (原宿).

CAPÍTULO VIGESIMOCTAVO:
SHINJUKU


Salimos de la enorme y caótica estación de Shinjuku con la sensación de ser hormigas. Casi 4 millones de personas al día utilizan esta estación, lo que la hace la más transitada del mundo.

Al salir del hormiguero, nos encontramos con los rascacielos de acero y cristal que tanto nos recordaban al paisaje neoyorquino. Las altas torres nos hicieron sentir aún más pequeños mientras caminábamos hacia las torres del ayuntamiento.


Una vez allí, subimos al mirador, desde donde teníamos vistas espectaculares de la megaciudad de Tokyo, con aquel mar de luces iluminando hasta el horizonte. Aquellas vistas nocturnas eran impresionantes.

Rodeamos los ventanales contemplando la inmensidad de luces. Al menos lo que nos dejaron, ya que un restaurante se había apropiado de la mitad de la torre. Cuando nos cansamos de estar en las alturas, tomamos de nuevo el ascensor y caminamos hacia la estación para volver en metro a la estación de Kuramae.

Cerca de nuestro hostel cenamos en un bareto de carnes a la parrilla, pero no nos gustó demasiado. Me había vuelto adicto al sushi y tras un par de días sin comerlo ya lo echaba de menos.

Volvimos al albergue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario